domingo, 23 de octubre de 2011

La Reina Chaparra


La Reina Chaparra, esta muy feliz. ¿Sabeis por que? Pues,... ¡Porque ya es abuelita!

Antes era una seta chaparra malhumorada y protestona a la que ningun insecto, ni una sola bizna, osaban acercarse.
Solo alguna que otra mala hierba, confundiendola, se ofrecio a acompañarla pero, eso encolerizaba aun mas a la seta chaparra que, en su corazon, no era de actitud amarga y comportamiento aspero; es que,... es que se sentia perdida y sola en aquel mundo de vegetales que la confundia como a una igual, ignorando su especie, su genero y su rango. Porque, la seta chaparra es, en realidad...

La Gran Chaparra, La Reina de Las Setas.


La Reina Chaparra, es una seta ilustrada; le gusta leer y aprender y, ademas, solia interesarse por las cosas, adoraba el contacto con sus vecinos y recibia gustosa toda clase de visitas, al igual que atendia cualquier conversacion.

Pero, lo que mas agradaba a la chaparra, era escribir. Las letras se le antojaban mariposas de colores que ella podia mezclar y remezclar en su paleta de palabras voladoras. Saber y poder escribir era su gran felicidad.

Sin embargo, habia dejado de escribir hacia algun tiempo. El mismo tiempo que le aquejaba su misteriosa y profunda tristeza...


...porque, a pesar de su alcurnia, Su Majestad, la Reina Chaparra, se dejaba ver por los prados mustia y con las alas de su sombrero caidas.

Suspiraba la soberana dia y noche y nadie sabia en el bosque por que.

Hasta que, una noche, las ranas pactaron silencio y los grillos acordaron bajar el volumen de sus violines; asi  se pudo oir con claridad que el hondo suspiro de la solitaria monarca, lo que causaba aquel malhumor, era que deseaba con toda su alma que su descendencia le ofreciera nietos con quien volver a ser niña, sin tener que reprimirlo y poder arrojarse en brazos del amor puro y poder exprimirlo.
No solo para obtenerlo sino, para poder entregarlo, pues no cabia ya mas en su pecho.

En esos humores estaba la chaparra cuando, de repente, con el rocio del alba le llego una algarabia del otro lado del sendero, alli donde termina el prado y empieza el bosque menudo...


... sobre una vieja tronca se habia congregado un corrillo, un grupo de hongos menores que parloteaba y reia pletorico de excitacion.
No se entendia nada de lo que decian, tal era el alboroto. Pero, como todo el mundo en el bosque sabe, esta familia de hongos es chismosa por naturaleza, y suelen invadir cualquier superficie. Y son tantos que...
se extienden con suma la rapidez sobre el mantillo cubriendo grandes extensiones de terreno y enterandose de todos los sucesos de la comarca, e incluso mas alla... ¡La de cosas que saben!

Asi pues, si los hongos comunes de la hojarasca estaban tan alterados, la noticia debia ser de alcance...


La Reina Chaparra no pudo contener la inquietud, y decidio dejar el prado y arrastrarse entre las hojas y el barro hasta alcanzar la tronca y consultar con el alcalde de los hongos a que se debia aquel griterio:

   -. Pero, majestad, -dijo el alcalde-...


   ... ¿Es que acaso vuestra Alteza ignora que va a ser abuela de una bella amanita?


     -. ¡Abuela!, ¡Abuela!, ¡Abuelita!, Jijiji,.. - gritaron y rieron simpaticamente a coro el resto de hongos que por alli  habia esparcidos...

La Reina Chaparra quedo tan complacida con la noticia que ordeno a algunas lombrices depurar doblemente la tierra de los hongos y, agradecida, elevo algunas de sus esporas a la corriente aerea del lugar.

Una vez se despidio del alcade y sus hongos, la reina regreso al prado y se propuso volver a escribir.


Su cabeza era un hervidero de ideas -¿quien sabe la de cosas que puede llegar a pensar la cabeza de una amanita muscaria?-, recupero todo cuanto habia escrito anteriormente y lo ordeno y dispuso para compartirlo con su nietecita y, cuando hubo acabado, extendio su tronco sobre el prado, recosto su sombrero chaparro en el mullido herbal y, de costado, dejo volar su infinita imaginacion, esta vez mas trufada de amor que nunca, y empezo a escribir un bello cuento...

Mientras escribia el cuento, La Reina Chaparra aprendio muchas cosas... y, hoy, la bella amanita...


... ha pasado ya una noche con su abuelita. La primera de las dos amanitas: reina y princesita.

Felicidades, abuelita.
Bienvenida, Natalia.
Para las dos, una nana nanita,
muy española,
y bien bonita.


Fragmento de la pelicula "Bodas de sangre" de Carlos Saura, 1981.
Cancion de cuna interpretada por Pepa Flores (Marisol).

Nota: este post es una fabulacion para felicitar a una entrañable compañera, Flor de Maria, que acaba de abuela. Muchos besos y muchas felicidades para todos.

8 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

A esta Reina Chaparra le ha empezado a salir agua de los ojos, parece que algo le entró, ahorita viene, va a limpiarse esa agua que no la deja leer.

Roberto T dijo...

Qué precioso homenaje le has hecho a nuestra querida Malque. Sí, es una auténtica reina, con su humildad, su cariño, y su ilimitada imaginación y su capacidad creativa. Un beso ti, Malque, eres una joya, eres la auténtica soberana del país de los hongos. Y qué precioso regalo ese de la nana cantada nada menos que por Pepa Flores, todo un lujo, seguro que su nieta se quedará dormidita con una canción así y soñará con los cuentos de su abuela. Besos para ti también, cielo, me alegro de tu vuelta. Namasté.

la MaLquEridA dijo...

Ya más tranquila agradezco Compi este bello regalo. Te comparto también que Natalia la Bella pasará unos días conmigo y que le leeré el cuento, será el primero de muchos que le lea.

Le pondré la melodía para dormirla en mis brazos.

Gracias mil Compi, me has hecho muy feliz.

Gracias también por sus bellas palabras a Robert que no pensé supiera tanto de mi.

Besos a los dos.

ave de estinfalo dijo...

:O

Que bonito, me vine desde el blog de la malquerida

que bonito gesto

;)

Saludos y seguire visitando

Carmen dijo...

Hermosa historia, y me alegro mucho por la Linda Flor.

Biquiños.

Carmen.

El Rey Hidrógeno dijo...

Estimd@ Compi,

Neta que rifo tu entrada! =D

Viva su alteza que ahora es una feliz aguela hongo!... te lo dije Flon.

Saludos.

Peace-for-ever dijo...

Quina manera tan curiosa de felicitar a una àvia... De fet l'amanita muscaria (en català reig bord, reig fageda, o reig vermell) més que tòxica és al•lucinògena i crec que s'havia usat per entrar en trànsit en ambients màgics i de bruixeria. Per això en certa manera m'ha sorprès que usessis aquest bolet en la teva al•legoria. Aquest bolet és justament parent del bolet més tòxic dels nostres boscos, la farinera borda (amanita phalloides) i del bolet que és considerat per molts experts com el més exquisit i deliciós del nostres boscos: l'ou de reig o simplement reig (amanita cesarea). Es veu que August, l'emperador romà, que va ser enverinat amb farineres bordes aprofitant el seu delit pels reigs, ja que s'assemblen prou com perquè un cop cuinats no es diferenciïn i, pel que diuen tots els que han sobreviscut a una intoxicació amb farineres bordes, són delicioses.

O és que la veus així en aquesta àvia? Un bolet que paralitza les mosques...

Una abraçada.

NaTali dijo...

Precioso el cuento!!!!

Me vine tan luego lei el post de Malque, !!

Te sigo!!