domingo, 4 de diciembre de 2011

" Si Dios quiere..." ( Cuento arabe )


Un vecino se encontro a otro por el camino del pueblo e iniciaron el siguiente dialogo:

    - ¿ Adonde vas, amigo ? 
    - Voy al mercado a comprar un burro. 
    - Si Dios quiere,... 
    - Bueno, en este caso sobra decir <<Si Dios quiere,...>>; tengo buen dinero y en el mercado hay burros asi que, no hay duda de que regresare con uno de ellos. 
    - Siempre pueden ocurrir cosas inesperadas, por eso es bueno decir <<Si Dios quiere,...>>. 

Y sucedio que, en el camino, unos asaltantes robaron al vecino y le quitaron el dinero.
Sin embargo, resuelto a no regresar a su casa sin el jumento, negocio con el vendedor de burros y le convencio de que se lo entregara bajo promesa de que regresaria y pagaria por el animal un precio mas alto.

De regreso a su casa, otros bandidos le robaron el burro y le propinaron, ademas, una buena paliza.

Ya de anochecida, el pobre hombre que volvia a su casa magullado, sin dinero y sin burro, se encontro de nuevo con el vecino...

    - ¿ De donde vienes con ese aspecto ? 
    - Unos ladrones me han robado el dinero, si Dios quiere, otros me han robado el burro, si Dios quiere, he contraido una deuda que no se si podre pagar, si Dios quiere, me han dado una buena paliza, si Dios quiere; 
asi que, me voy a ver al medico... ¡Si Dios quiere!

5 comentarios:

NaTali dijo...

Efectivamente!

Buena historia para enseñar que nada lo tenemos seguro.

Saludos!

Peace-for-ever dijo...

Hahahahahahaha... Si déu vol...

Ho tinc tan arrelat al meu vocabulari que moltes vegades se m'escapa...

Una abraçada,

Roberto T dijo...

Jajaja, sólo le faltaría encontrarse al pobre hombre con que el médico se acabara de morir, jajaja. Es verdad que nada es cien por cien seguro en la vida, pero es que hay días que no vale la pena levantarse de la cama, jajaja. Todo es puro azar y, al fin y al cabo, cualquier decisión que tomemos, por muy firme y segura que sea, no es más que una apuesta. Precioso cuento, y muy instructivo. Petons. Namasté.

La Salamandra dijo...

Jajaja,... Tiene su garcia, ¿eh?

Ciertamente, compañer@s:
si algo es seguro en la vida es que todas las circunstancias, buenas o adversas, cambian.

Pero, a este pobre hombre al que Dios habia abandonado desde el principio por su arrogancia y, siendo el Omnipresente, Todopoderoso,... ¿no podia haberse afligido, condolido, apenado y compadecido, de cuantas desgracias le ocurrian al desdichado y aliviarle de tanto dolor y sufrimiento?

No se yo si seria capaz -siendo consciente como soy- de encomendarme a tal Ente "vengativo-sadomasoquista"; la verdad.

Y pensar que, con ideas e idolos semejantes se ha construido el mundo,...


Besos, compañe@s; y muchas gracias.

¡Muas! :)

la MaLquEridA dijo...

Fue entonces cuando Dios no quiso y todo se fue al hoyo je.


Besotes Compi y uno de La Bella por cierto.