miércoles, 4 de abril de 2012

Radicales

2 comentarios:

Peace-for-ever dijo...

GENIAL!

Els ho hauríem d'enviar al Sr. Mas (molt honorable?) i al Sr. Puig (honorable?)

Una abraçada

Roberto T dijo...

Jajaja, qué bueno. Yo creo que el vandalismo, en cualquiera de sus formas, es producto de una completa falta de conciencia cívica, y de un aboluto desprecio por el prójimo. Las dos actitudes son igualmente condenables, pero para los medios de comunicación adeptos a la "causa", el vándalo callejero en un insurrecto despreciable, mientras que el vándalo de chaqueta y corbata es un salvador de la Patria. Bueno, ya dice el refrán que "el que juega con fuego, se quema", y no nos extrañemos de que pronto notemos un olorcillo a chamusquina, jajaja. Petons. Namasté _/\_