domingo, 15 de enero de 2012

Secuencias Navideñas: La bondad, la confianza y la paciencia




4 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

¡Qué ternura!



Besos Compi.

Peace-for-ever dijo...

Pobret!

Una abraçada.

Roberto T dijo...

Ay, qué bonito el perrito, y qué mirada de ternura. No entiendo cómo se empeñan a algunos en disfrazar a los perros de humanos. Este incluso va de humano cornudo, que ya son palabras mayores, jajaja. Sí, lo que tiene que aguantar... y por partida doble, jajaja. Besos. Namasté.

Cosimo dijo...

La verdad es que los humanos no tenemos remedio.
Somos capaces de pisotear la dignidad de otro ser vivo solo por el placer de satisfacer nuestros caprichos mas absurdos. Como el de disfrazar a nuestros canes; como si ellos quisieran simular ser algo que no son...

mi respeto hacia este perrito/a al que han travestido de SANTA KLAUS y al que han convertido en SANTA PACIENCIA. jejeje...

Besotes, compañeros.
Y mil gracias por vuestras impagables visitas y comentarios.