viernes, 17 de febrero de 2012


Las Autoridades Chinas han vuelto a la antigua practica de arrestar, en Lasha, -la capital del Tibet-, a civiles que habian recibido instruccion espiritual del Dalai Lama en su exilio de Daramsala, en India.
Los arrestan y los mantienen incomunicados en prisiones separadas, hasta ser conducidos a lo que se conoce como: Centros de Reacondicionamiento. ¿Podeis haceros una idea?

Pero, China, paga ahora la mayor parte de la deuda de los paises industrializados de Occidente; incluido el Imperio Norteamericano asi que, todos los Organismos Mundiales para la Paz y defensa de los Derechos Humanos callan, o emiten comunicados que a penas alcanzan a una frase de reproche. Sin alzar mucho la voz, eso si; vaya a ser que el "Socio Incomodo" que en el fondo es China para todas las economias, se moleste.
Total, entre Damasco y Teheran -aliados de China-, ya estamos entretenidos...

Pobres tibetanos; dificil tienen el hacerse oir y respetar, si a nadie le importa ya mas que salvar su economia de la ficcion, el abuso y los desvarios para -dicen-, recuperar aquello que jamas tuvimos.


Os dejo el enlace al documental sobre la tradicion budista tibetana, "Vajra Sky Over Tibet" (VOSE), por si apetece ver algo diferente a la parrilla televisiva y conocer algo mas.
Lo hallareis, aqui:



Om mani pemme hung...  







2 comentarios:

Peace-for-ever dijo...

No és que estigui totalment amb el que planteja el Dalai Lama, ni en l'organització social del Tibet sota el seu mandat, però em sembla que l'actuació de la Xina en tot aquest afer és absolutament abusiva i injusta.

Per això estic amb tu amb que la comunitat internacional hauria de ser molt més crítica i bel·ligerant contra aquestes actuacions dels xinesos.

Una abraçada.

Roberto T dijo...

China es como el matón de la clase, con el que nadie se atreve a meterse. Su gobierno, a pesar de ser una puta tiranía, goza de la simpatía y el respeto de la mayoría de los gobiernos democráticos. Y la causa tibetana sólo es apoyada por movimientos no gubernamentales, a pesar del escandaloso genocidio (físico y cultural) al que viene siendo sometida la población. Para la todopoderosa industria china del usar y tirar el Tíbet, con su enorme riqueza mineral (y más ahora que han encontrado litio), es un cuerno de la abundancia que de nungún modo van a querer soltar. La situación es complicadísima, y sólo podría tener visos de solución con la democratización de China, otro asunto de difícil arreglo. Aunque nunca se sabe, estos gigantes dan sorpresas. Besos. Om mani pemme hung... Namasté _/\_