miércoles, 16 de mayo de 2012

I hope... tengo la esperanza...


"Tengo la esperanza de que se sienta orgulloso de vivir su vida. 
 Si no fuera asi, espero que tenga fuerzas para empezar de nuevo". 

8 comentarios:

NaTali dijo...

Que bonito!

Ojala que todos tuvieramos las fuerzas para empezar de nuevo!!

Beso

Ale ;) dijo...

Tal vez no empezar de cero, pero si aceptando nuestros errores y teniendo en cuente que el pasado, en el pasado esta y el presente es en donde si podemos cambiar ;)
Te mando un fuerte abrazo

la MaLquEridA dijo...

Cada día es un empezar de nuevo y cada día el orgullo mantiene viva la esperanza.


Besos Compi.

La Salamandra dijo...

Hola, Natali :)

Las tenemos; tenemos la fuerza y la capacidad de conducir y reconducir nuestros actos e ideas.
Sin embargo, vivimos totalmente ajenos a ese poder.
Recuerda esta verdad inalterable: "En la vida, todo esta sujeto a cambio".

- Siddharta Gautama, Buda -

Bss.

Namasté.

La Salamandra dijo...

Asi es, Ale; es muy dificil partir de cero porque el recorrido hecho en la vida, no se puede eludir, barrer o esconder. Pero, efectivamente, no vamos a estar atrapados en los bucles del ayer; nuestra mision es seguir adelante, creciendo, evolucionando, madurando... unas veces con bien, otras con mal pero, siempre, con esperanza, voluntad, humildad, tolerancia y comprension. Al fin y al cabo, los humanos no somos dueños de toda nuestra voluntad y debemos conquistarla, conociendonos.

Bss.

Namasté

La Salamandra dijo...

Flor,... jejeje... tengo que discrepar: no creo que el orgullo sea precisamente quien engendre la esperanza. Mas bien, creo que se alia con su sobrina, la soberbia, para escenificar muchas veces que "no estamos tan mal" ,en el fondo, aunque si. Porque, ¿El orgullo ha dejado ya de ser solo fachada? Pues, eso.
El orgullo es solo una mascara que impide relacionarse de frente con la emocion real que nos embarga. Es un embaucador, un presuntuoso, un simulador, un estafdor, un mal consejero, un cobarde... no sirve de ayuda.
Eso si: empezar cada dia como si fuera el primero y el ultimo, eso si ayuda a saberse de paso, aser feli, a renunciar, a prescindir y a refugiarse en el amor y la felicidad.

Bss. Compita. ¡Muas!

Namasté.

Peace-for-ever dijo...

Em sembla rotund... L'autèntic problema és tenir prou forces per començar de nou.

Moltes gràcies per aquest pensament.

Una abraçada.

Roberto T dijo...

Coincido con Peace-for-ever, lo difícil es empezar de nuevo. Pero el instinto de supervivencia o la propia inercia de la vida nos llevan a ello, incluso inconscientemente. Es una bella frase. Por cierto, el muchacho de la imagen ¿no es clavadito a Sammy Davis Junior?, jeje. Petons. Namasté _/\_