domingo, 30 de septiembre de 2012

La Princesa Silenciosa ( Cuento Sufí ) 3ª parte y final


Existia en cierta ciudad una dama que sostenia relaciones con tres hombres a un tiempo.
Uno se llamaba Baldji-Oglu, que significa 'el hijo del colmenero'; otro, Yadji-Oglu, o sea, 'el hijo del cerero'; y, el ultimo, Tiredji-Oglu, es decir, 'el hijo del curtidor'.
Visitaba cada cual a la mujer cuando lo creia conveniente sin que, jamas, llegaran a encontrarse o conocerse entre ellos.
Un dia en que la mujer estaba peinandose, exclamo:

          -. ¡Ay, de mi! Me estoy haciendo vieja. Mis parientes tendran que mantenerme si no consigo casarme. 

De repente, tuvo una idea, y cito para el dia siguiente a los tres amantes. No hay que decir que, a diferente hora.

El primero en llegar fue Yadji, que encontro a la mujer bañada en llanto. Pregunto cual era la cusa de aquel pesar y la dama respondio:

          -. Mi padre murio y lo enterraron en el jardin de mi casa; desde entonces, los espiritus se me aparecen y me atormentan. Si me amas, envuelvete en una mortaja y permanece durante tres horas tendido en la sepultura del jardin, solo asi dejaran de atormentarme los espiritus.

El pobre Yadji se dejo amortajar y permanecio tres horas en la fosa, como si fuera un verdadero difunto.

A la hora señalada, acudio Baldji, quien pregunto a la mujer por que se hallaba tan apesadumbrada. Esta repitio la historia de su padre y le rogo que fuera al jardin, que levantara una gran losa y que, cuando el espiritu apareciese, la arrojara contra el.
No tuvo inconveniente en hacerlo y se marcho al jardin.

Al poco tiempo llego Tiredji, quien interrogo a la mujer por la causa de su afliccion.

         -. No he podido dormir una sola noche desde que mi padre murio y lo enterramos en el jardin de casa. Sin duda, uno de sus enemigos es hechicero y no permite que su cuerpo descanse en paz. Por eso, ha abierto la sepultura, como podras ver. Si rescatas el cuerpo de la sepultura y me lo traes aqui, volvere a tener tranquilidad sino, estoy perdida. 

Tiredjillego a la tumba, cogio el cuerpo de Yadji, y ya se disponia a presentarlo ante la mujer cuando, Baldji, tomando a ambos por espiritus, los encerro bajo la losa.
Pero, Yadji, viendose aplastado por el espiritu, empujo la losa y, rompiendo su mortaja, salio del sepulcro. Fue entonces cuando los tres hombres seconocieron y pidieron una explicacion de lo sucedido.

         -. Ahora, principe mio -dijo el ruiseñor-, ¿cual de los tres era el mas querido por la dama? Yo creo que Tiredji. 

         -. No -contesto el principe-, debia de ser Baldji, porque fue a el a quien dio el engargo mas fatigoso. 

Y, tanto principe como ruiseñor, pusieron gran cuidado en no nombrar a Yadji, para nada.

La princesa, que habia escuchado atentamente la narracion, estaba molesta porque no hacian mencion a Yadji; como si su accion no tuviera tanto merito como las otras. Finalmente, acabo protestando por ello.

La noticia de que la princesa habia hablado de nuevo, hizo acudir al sultan. Pero faltaba que hablase por tercera y ultima vez.

El ruiseñor dijo al principe que, la princesa, enloquecia de furor porque habian logrado engañarla por segunda vez y que habioa ordenado hacer trizas el tapiz, por lo que, el principe, debia colocar al pajaro y su jaula, detras de la puerta de entrada a la alcoba de la princesa.

La tercera entrevista con la hija del sultan, fue mucho mas violenta que las dos anteriores. A poco de entrar, el principe, reanudo su conversacion con el ruiseñor, el cual comenzo a relatar la siguiente historia:

         -. Una vez, viajaban juntos un carpintero, un sastre y un estudiante de Derecho. 
Llegados a cierta ciudad, tomaron habitacion en la misma posada y cada cual se dedico a sus negocios. 






Una noche, mientras los otros dormian, el carpintero salio, tomo cafe, fumo su pipa y, con finas piezas de madera finamente talladas, formo la bella estatua de una hermosa doncella y la coloco en un lugar bin visible de la habitacion. Acto seguido, se fingio dormido. 

Al poco tiempo se desperto el sastre y, al ver la imagen, cofecciono para ella un vestido, se lo puso, y volvio a acostarse. 

Despues, desperto el estudiante, vio la preciosa figura, susurro unas palabras y rogo a Ala que insuflara vida en ella. El ruego del estudiante fue escuchado y la figura recibio la vida, abrio los ojos y se recosto en una butaca. 
Cuando el carpintero y el sastre se despertaron, los tres hombres comenzaron a discutir sobre a quien pertenecia la joven y, con ella, su amor.  

         -. Y, en realidad, ¿cual era el mas digno de poseerla? Yo creo que el carpintero -dijo el ruiseñor. 

El principe afirmaba que el sastre, y comenzo la discusion. La princesa no pudo reprimire y replico:

         -. ¡Siempre desvariais! ¿Quien, sino el estudiante, quien pidio por su vida, era mas digno de ella? 

El sultan fue avisado, y la princesa tuvo que acceder a casarse con quien habia logrado arrancarla por tres veces de su silencio.

Despues de la boda, los principes fueron a vivir al palacio del otro sultan, padre del novio, y durante cuarenta dias y cuarenta noches, se celebraron las mas solemnes fiestas que se recuerdan.

Y, por expreso deseo del principe, la anciana a quien habia roto los tres cantaros con su pelota de oro, residio a partir de entonces en palacio.

Todos los protagonistas de eta historia vivieron durante muchos años en la mayor felicidad.

La Princesa.  (En arabe naskh).





6 comentarios:

El inmenso mar de melancolía dijo...

Buenas tardes. Llegue de hacer unos trabajos de instalaciones eléctricas a un taller de publicidad. ¡Me encuentro con los mensajes, ¡que emoción, estoy con ustedes, los quiero, y los querré, mientras tenga conciencia de ser amigo de ustedes, Salamandra me puse a llorar, a no reprimir el llanto por tanta emoción, tanta fuerza en las palabras escritas y el inmerecido concepto de un hombre que solo comparte un poco de solidarida, de esperanza, de querer la paz, la dignidad de humanos. ¡LES DOY MI MANO; mi recurso más elemental, el AMOR.
Hasta siempre.

¡¡¡Hermoso su blog!!!!

la MaLquEridA dijo...

Yo creo que en lo que menos me debo fijar de estas enseñanzas es en el mutismo de la princesa, pero la necedad de quedarse muda me sorprende.


Besos Compi, has encontrado a un buen amigo.

Peace-for-ever dijo...

Sembla que les entremaliadures del nano han acabat tenint premi tot i que havent de fer un esforç considerable...

Un conte molt interessant.

Una abraçada.

La Salamandra dijo...

Amigo mio, creo que todos hemos navegado alguna vez en ese Inmenso Mar de Melancolia.

Muchas gracias por este emocionado y emocionante comentario y, permite que te diga que, compartir, ser solidario y generoso, respetuoso, amable, educado, entregado, sensible y pacifico no le parece a mi humilde juicio que sean expresiones -en lo activo y lo pasivo- solas o simples o pequeñas o sencillas sino, humanas.
Y, compañero, la calificacion de "humano" es algo que la especie pierde, por hora.

La alegria, es una emocion muy poderosa; energeticamente yo diria que, de las mas poderosas. De ahi que sea tan oscilante como eso: su resultado puede ser la risa o el llanto. Pero, ese llanto, revienta como un manantial desde el interior como si fuera una flor que se abre; asi actua en nuestro pecho, a la altura del plexo solar, como una flor: se abre y muestra toda u luz, toda su fuerza y, ademas, vibra. Es una sensacion muy estimulante y benefactora.

Muchas gracias por tus palabras para el blog. Agradezco tu oferta y la acepto. A cambio, te entrego lo mismo.

Om Benza Shato Hung...

Namasté :)

La Salamandra dijo...

Ay, ay, ay,... Flor,...

Lo que pierde a la princesa es, precisamente, obviar su mutismo.

O, ¿es que acaso no conoces el dicho que asegura que, "en boca cerrada, no entran moscas", "por la boca muere el pez", etc...?

Jajaja...

Los cuentos sufies se componen de varias figuras y multiples elementos que, siempre, siempre, son una sutil observacion del comportamiento humano y sus consecuencias. Te dare una pista sobre su simbologia:

Todo se basa en el numero tres.

Es una pista envenenada, claro esta. Si no, ¿para que sirven las pistas? Para darlo todo hecho, no.
Jijiji...

Bss.

Namasté.

La Salamandra dijo...

Josep, si señor; por ahi van algunos de sus tiros discrecionales.

Tu, que eres muy sagaz para este tipo de lecturas, hallaras mil composiciones e interpretaciones distintas sobre los modelos de ser, los comportamientos y algunos escenarios que ofrecen otras interpretaciones del mismo cuento. Como por ejemplo, por matener el de La MaLquEridA, el hecho de que la princesa caiga tres veces en el mismo ardid. ¿Casualidad o advertencia? Hay que recordar que, los maestros sufis, señalan "la casa", en los cuentos y enseñanzas, como el interior de uno mismo.

Son muy astutos y muy amenos los cuentos sufies.

Petons :)

Namasté.