jueves, 27 de septiembre de 2012

Otoños...

Hace unos dias, despachando unos correos y compartiendo un rato con Roberto, me hizo ver, con su inagotable sentido del humor, lo mal que enfoca el leguaje ciertas causas meritorias.
Tal es el caso de desearle un buen verano a tu vecino o una bonita primavera a tu tia o, interesarse por  las "primaveras" que cumple una señorita.
Todo un paralelismo estacional, la mar le correcto.

En cambio, que diferente suena todo en otoño, ¿verdad?

Porque, vamos a ver, ¿quien es el baranda que se planta delante de quien sea y le suelta:

         -. "¡Que tengas un bonito otoño!"..., "¡Que pases un buen otoño!",... "¿Cuantos otoños tiene usted?"...

Roberto, tienes razon; lo pintes como lo pintes, tiene mal horizonte.
Bueno; mas bien, escaso. Jajaja...

En fin; para celebrar el otoño - el estacional -, aqui os dejo un magnifico ejemplo de unas hojas muertas muy vivas y, si me pertimis, "florecientes" :

Yves Montand - "Les feuilles mortes" -  (VOSE)

( Incorporo la letra por si os animais a cantar que, nunca se sabe ). 


Oh je voudrais tant que tu te souviennes
Des jours heureux où nous étions amis
En ce temps là, la vie était plus belle
Et le soleil plus brûlant qu'aujourd'hui
Les feuilles mortes se ramassent à la pelle
Tu vois je n'ai pas oublié
Les feuilles mortes se ramassent à la pelle
Les souvenirs et les regrets aussi
Et le vent du nord les emportet
Dans la nuit froide de l'oubli
Tu vois, je n'ai pas oublié
La chanson que tu me chantais

C'est une chanson, qui nous ressemble
Toi tu m'aimais, et je t'aimais
Et nous vivions tout les deux ensemble
Toi qui m'aimais, moi qui t'aimais
Mais la vie sépare ceux qui s'aiment
Tout doucement sans faire de bruit
Et la mer efface sur le sable
Le pas des amants désunis

C'est une chanson, qui nous ressemble
Toi tu m'aimais et je t'aimais
Et nous vivions, tous deux ensemble
Toi qui m'aimait, moi qui t'aimais
Mais la vie sépare ceux qui s'aime
Tout doucement sans faire de bruit
Et la mer efface sur le sable
Le pas des amants désunis.


Roberto, compañero, bienvenido de nuevo y, muchas gracias.
Esta entrada te la debia. ( Jijiji... )
Bss.

Namasté.

5 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Decir Otoño, es como decir que uno ya está Betabel, Viejito, Vetarro jaja o lo que es lo mismo ya se está acercando al adiós definitivo jaja.



Beso Compi.

La Salamandra dijo...

Por eso es tan complicado desearle a nadie un buen otoño. Jajaja...

Beso, compi! :)

Namasté.

Peace-for-ever dijo...

Per a mi, això que s'escurci el dia, especialment quan canvia l'horari i a mitja tarda ja es negra nit, es molt depriment i això que rebi la tardor amb tristesa, tot i que reconec que aporta coses molt importants i té aspectes molt interessants com el colors de la tardor que són preciosos.

Una abraçada.

Roberto T dijo...

Sí, con el otoño mejor ni hacer rimas, jajaja. Y vaya pedazo de canción la de Yves Montand, es una preciosidad. Cierro los ojos y me imagino mirando la lluvia a través de una ventana, la gente cubriéndose con paraguas, el agua corriendo por las calles... Qué bonita :-). Bueno, el otoño forma parte de los ciclos de la naturaleza, y también tiene su magia y su belleza, nos hace ver y apreciar los matices del continuo milagro de la transformación de la vida,... y hasta la elegancia de la ropa de abrigo, oiga, jajaja. Gracias por el detalle, Compi. Petons. Namasté _/\_

la MaLquEridA dijo...

Tampoco nadie dice "Felices inviernos".