jueves, 4 de octubre de 2012

A - Mantis mio ( o: "Los desvarios de una madrugada insomne" ).

Durante el dia, el, fue su mas fiel caballero, su mas fuerte y firme paladin.

Y, su mas ciego deseo, al fin.

Durante el dia, Protheus, la gargola viviente,
fue solo un esclavo, un sirviente.

Durante el dia, fue su leal cancebero;
su brazo,  su escudo, su capa, su honor,
... y su espada.
Ya he dicho: su Caballero.

Un buen guerrero.

Durante el dia, ella, Collette, se embelesa.
Lo mira, lo admira y,
con la mirada, le besa.

El, lo advierte... y se deja.
Al caer el sol, unen sus manos,
se miran, se comen...
... se apartan,... se alejan...

Ambos se acaramelan,
se ajetrean, se palpan...
...se desmelenan...


Las sombras, les hechizan;
se abrazan, ruedan...

De pronto, cae la noche;
se detienen, se desnudan,
forcejean...

Ella, abre.
El, entra.

Se olfatean, suspiran, gimotean...
... se retuercen,...
...babean...

Se arañan, aullan...

De repente, callan.

Respiran... se sosiegan;
Todavia juntos, aun unidos; dentro.

Alejemonos ahora;
Dejemosles intimidad,
pues ha llegado la hora de que,
nuestra dulce Collette, pierda su "Otra Virginidad",

¡Que caiga despedazada su ingenuidad!
¡Que se haga la luz y muestre la oculta verdad!

                  Y, asi se hizo; apareciendo en el cielo una luna reluciente .
De repente, quedaron los cuerpos iluminados.
                   Un agudo y agonico grito horrorizado emergio de lo mas profundo de Collette,...

...al descubrir, Selene,
que aquel sujeto del pene,
no era gargola, ni paladin,
ni esclavo, ni sirviente, sino...
... algo bien diferente:

porque, a la luz de la luna,
el doncel,
no parecia piedra alguna,
labrada por cincel.

Ni gargola viviente
pues, se torno su semblante,
inmediatamente,
en el de la mismisima muerte .
Creedme; al instante.
Collette, no tuvo corazon suficiente,
y quedo alli mismo, inerte.

Protheus, ni siquiera la descabalgo.
A devorarla por el hombro comenzo,...
...inmediatamente.

Que inutilmente advierte el profeta:

que no hace al monje su vestir,
que no es lo que cubre su osamenta,
aquello que le hara bien servir.

En este cuento comprobamos,
que no  todo lo que deseamos,
es juicioso o, nos ayuda a vivir.

Que la vista, engaña
y que, luego, con saña,
la vida nos lo hace sufrir.


Pink Martini - "Amado mio".





5 comentarios:

Peace-for-ever dijo...

Una mica esgarrifós tot plegat, tot i que reconec que la vida és plena de trampas com aquesta.

Moltes gràcies.

Una abraçada.

Roberto T dijo...

Sí, es un cuento escalofriante y bien extraño. El deseo irrefrenable muchas veces adormece la razón y los sentidos, y esta muchacha lo pagó caro. Vale la pena reflexionar sobre los deseos, y sopesarlos bien antes de intentar materializarlos. Petons. Namasté _/\_

La Salamandra dijo...

Hola, Peace-for-ever!

Cierto; la vida esta llena de trampas escalofriantes.
Y, el mayor escalofrio lo provocan, muchas veces, nuestros deseos.
Pero, con la misma frecuencia que los deseos aparecen, nosotros enterramos la experiencia. De ahi que seamos los unicos en tropezar dos veces en la misma piedra.

Si; lo somos. :D (jajaja...)

Petons i moltes gracies, Josep.

Namasté.

La Salamandra dijo...

Jo; me has dejado mudo, Roberto, Compai.

Asi es; merece la pena reflexionar sobre nuestros deseos si no queremos comprobar la verdad contenida en aquella afirmacion de Mark Twain:

-."Cuidado con lo que deseas porque, a lo peor, se cumple".

Bss, Compai! :)

Namasté.

la MaLquEridA dijo...

Lo mejor será desear lo menos posible que con lo menos posible podemos vivir y ya lo demás será cosa de pensarse.


besos.