viernes, 19 de octubre de 2012

Los dos viajeros...

Eran dos viajeros, uno del norte y otro del sur, que se encontraron casualmente en un sendero, por lo que decidieron andar juntos un buen trecho del camino. Uno era joven y el otro entrado en años. El mayor pregunto:

          -. ¿A donde te diriges? 

          -. Voy en busca de un verdadero maestro. He viajado por muchos paises con la esperanza de hallar un autentico maestro espiritual. 

          -. Y, ¿que haras si lo encuentras? 

          -. Seria el momento mas dichoso de mi vida y, si fuera necesario, me arrojaria a sus pies para suplicarle que me diera instruccion espiritual. Encontrar una persona asi, en este mundo, es un raro acontecimiento.

Pasaron varias jornadas y, una mañana, el hombre mayor dijo:

          -. Ha llegado el momento de separarnos. Cada uno debe seguir su camino respectivo. 

          -. ¿A donde iras? -pregunto el joven. 

          -. Continuare con mi larga busqueda -repuso el hombre mayor. 

          -. ¿Que busqueda? 

          -. La de un autentico discipulo. Hallar una persona asi en el mundo es un raro acontecimiento. Es muy extraño que alguien sea capaz de reconocer a un atentico maestro. 

Y entonces el joven vio como aquel verdadero maestro se perdia en la inmensidad del horizonte.

                   ---------

A lo largo de la historia de la espiritualidad, se ha dicho:

<<Cuando el discipulo esta preparado, aparece el maestro>>. 

Y no necesariamente tiene porque ser un maestro de carne y hueso; tambien lo es la vida y sus situaciones, y la naturaleza, los animales, las plantas,... y, en ultimo caso, el maestro esta dentro de nosotros.

El compañero, Peace-for-ever, tiene una precisa entrada dedicada a otro gran maestro: el tiempo.
Encontrareis sus reflexiones acerca del aprendizaje de la vida, aqui.

Bss.

Namasté

5 comentarios:

Eva Letzy dijo...

Sí, tal cual, siempre pensé que los maestros no solo son los hombres, yo siento que aprendí muchas cosas de la naturaleza por ej, o sea, que también han sido otros mis maestros.
Me encantó esta entrada...
Besitos

Peace-for-ever dijo...

Una història preciosa, m'ha encantat. La vida es plena de excepcionals que no som capaços de percebre fins que no han passat,

Per això crec que no podem ignorar el nostre gran mestre que és la pròpia vida i el gran deixeble que és la nostra actitud.

Sempre m'emociona que em tingueu tantes consideracions. Mai us ho agrairé prou. Moltes gràcies.

Una abraçada.

Inma_Luna dijo...

Preciosa enseñanza para quien este dispuesto@ a ser aprendiz siempre.
Besoosss

maritza leal dijo...

La vida es una enseñanza continua, siempre seremos aprendices..
un gran beso

la MaLquEridA dijo...

Pero cuando uno no quiere ver por más que abra los ojos no ve a nadie así lo tenga al alcance de la mano.


Beso.