jueves, 14 de julio de 2011

Para soñar...


La opera, "Los cuentos de Hoffman", de Jacques Offenbach, es una adaptacion de Jules Barbier y Michel Carre sobre varios cuentos.
Consta de tres actos donde se relatan distintos episodios amorosos del escritor
Ernst T. A. Hoffman.
Para quienes no conozcais la obra dire que, el primero, tiene lugar con una muñeca mecanica; el segundo, con la victima del conjuro de un mago y, el tercero, con una enferma moribunda.
No desvelare nada mas. Os invito a que buceeis en su maravillosa perfeccion.
Lastima que, de Offenbach, pueda casi asegurarse que unicamente al final de su vida descubrio lo que habia creado. Su opera hace que su musica resplandezca de alegria. Es un trabajo muy armonico, reflexionado, sutil... casi,... gaseoso. Es muy equilibrado.
Una muestra perfecta de lo que quiero decir es su, "Bacarola".
Os propongo esta version que corresponde a una interpretacion a cargo de Elina Garanca y Anna Netrebko.
Estan arropadas por la Filarmonica de Praga y todos, bajo la direccion de Emmanuel Villaume.
La indumentaria es informal porque se trata de una grabacion para la radio. Deseo que os guste...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Música convertida en invisibles alas. Qué preciosidad, muchas gracias por compartir esta pieza con todos.
kisses,
Lía Highlander

La Salamandra dijo...

jejeje,...

Gracias, Lia.

Con lo que a ti te gusta la percusion y, mira; si es que, en el fondo, lo que somos tu y yo se reduce a la esclavitud de lo bello... jijiji...

Besitos.
Mios y de la nena, claro. :)

la MaLquEridA dijo...

Gracias de nuevo por darle paz a mi mente.


Un abrazo.

La Salamandra dijo...

De eso se trata, compi; de darnos un respiro, de compartir ilusiones, experiencias y las cosas bonitas y buenas que cada uno conoce, ¿no? De apoyarnos, de escucharnos, de ayudarnos... de relacionarnos con otros seres que estan lejos de nuestros entorno habitual pero, que, por alguna razon, nos son cercanos o nos transmiten buenas vibraciones...

para la prisa, el desasosiego, el estres...para eso siempre hay tiempo; esta servido a todas horas. Jajaja...

Me alegro de que te haya gustado.
Es un rescate de un blog que editaba (tiempo preterito).

Besotes. ;)

Peace-for-ever dijo...

La música sempre te la màgia de dur-me a un altre món, i hi ha peces magistrals com aquesta que tenen una força innegable.

Gràcies.

Una abraçada.