miércoles, 21 de noviembre de 2012

Vivimos


Vivimos inmersos en tantos mercados que, ignoramos lo mas valioso de nosotros mismos; aquello irrepetible, unico, tan exclusivo y personal, como comun:  nuestra humanidad.

Vivimos inmersos en tantos pensamientos inutiles que, somos incapaces de darnos cuenta de que, todos los dias, alguien desconocido, madruga para cocer nuestro pan, barrer nuestras aceras, empezar la guardia de nuestra salud, educar a nuestros hijos o, cuidarlos por nosotros. Son personas, como digo, desconocidas pero, no anonimas.
Son: el panadero, el cartero, el barrendero, la enfermera,... y, hacia todos ellos, cada dia, deberiamos tener un recuerdo agradecido y plantar en el una sonrisa.
Si lo hacemos, el dia adquiere otro sentido, toma otra forma  y, ademas, estaremos incorporando una saludable terapia personal que nos aproximara mas a la humildad y la verdad que decimos buscar.
Pero, no teneis porque creer nada de lo que digo; simplemente, ponedlo en practica y observad, experimentad y sacad conclusiones.

Vivimos en una epoca en la que la sociedad se debate en la bipolaridad del "exito" o el "fracaso" y el abandono escolar y en la que, seria bueno recordar algunas profesiones de las que parten ramas muy interesantes.
Como por ejemplo, la veterinaria y la especializacion en el cuidado de los mas pequeños y debiles de ciertas especies, tal como podemos observar en las imagenes.

Vivimos tiempos de desproporcion donde es facil encontrar que, un futbolista, llegue a cobrar un sueldo que, en multiples casos, puede superar con mucho el salario de un cirujano.

Vivimos tiempos tan desconcertantes que, a veces, lo mas importante, parece ser, es alcanzar los objetivos que nos diseñan. Y, no. Recordemos que, entre el "ser" y el "estar", siempre sera mucho mas interesante "ser".
Ya que, de forma consciente, vivimos esta unica vez, hagamoslo desde la conciencia del ser pero, hagamoslo plenamente, conscientemente.
Todo en la vida que vivimos es tan quimerico como efimero. En cambio, lo que somos, lo somos individual, propia y personalmente y, ahi, es donde reside nuestra humanidad.

Buscate en las cosas simples; sera el espejo que te devolvera tu imagen real.
Ayuda a quien lo necesite, comprometete contigo y con la vida: despliega tu humanidad. Atrevete a ser.

¡Ah, si! Lo olvidaba; para quienes les cueste reconocer al animalito de las imagenes, se trata de una cria de ornitorrinco; animal exclusivo de la fauna australiana.

Bss.

Namasté.

4 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Eso es lo que estoy haciendo, buscando mi humanidad aunque creo que debo dejar de hacerlo porque creo que nunca he tenido.


Primero pensé que el animalito era un elefante jejé y después vi que no je.


Beso Compi

maritza leal dijo...

Que hermoso y tierno animalito, que hermosa la naturaleza y no la sabemos disfrutar, vivimos sumergidos en nuestro trabajo, somos muy individualista, egoistas, y pare de contar, vivimos para y por nosotros sin importar nada mas, sera que algun dia eso cambiara? o por el contrario cada dia seremos mas maquinas que personas..

un beso

Roberto T dijo...

Yo creo que vivimos entre dos polos. De repente te encuentras a gente que no conoces de nada y te responde con una amabilidad inesperada, con un "buenos días" o una sonrisa franca. Pero luego te puedes tropezar con muros con forma humana, que parece que tienen alma de ladrillo. Hace poco tuve que hacer unas gestiones en una oficina pública, y la funcionaria me trató con un desprecio y una falta de consideración que realmente me sentí dolido. Es muy fácil ser amables. no requiere esfuerzo, pero, ¡demonios!, cómo les cuesta a algun@s, jajaja. Y qué maravilla el ornitorrinco, es una preciosidad :-). No sé de dónde sacas los gifs, porque a mí no me funciona ninguno, jajaja. Petons. Namasté _/|\_

Peace-for-ever dijo...

No fa gaire, bé, uns pocs anys, em vaig adonar que darrera de totes les coses cotidianes hi ha algú que fa que hi siguin, que funcionin i que els he d'estar agraït. Llavors vaig decidir fer-ho sempre que pogués. Des de llavors que cada cop que pujo a una bus urbà, o només em cal passar una tarjeteta per una màquina per validar el meu viatge, em veuràs saludar al conductor amb un bon dia o bona tarda... Clar el qui em proveeix de gas, d'aigua, d'electricitat o de telèfon és invisible i no li puc adreça ni tant sols un somriure. Què s'hi vol fer!

Sóc dels que defensa que som tots i cadascun únics i irrepetibles, també crec que és bo que siguem conscients de nosaltres mateixos, que ens autoconeguem tan bé com puguem i, a més, sé que tots tenim dret a estar orgullosos de ser com som i del que som, malgrat que sempre hi hagi coses per corregir arreglar o millorar, som un exemplar únic de ésser humà possiblement el ser més complex del planeta.

Aquest animaló, l'ornitorinc, és una bèstia ben curiosa ja que és dels pocs mamífers que ponen ous per reproduir-se i li tinc un afecte especial.

Moltes gràcies per la teva sàvia reflexió.

Una abraçada.